La escasez de agua es uno de los principales problemas a nivel mundial sin embargo cada uno de nosotros consumimos aproximadamente 250 litros de agua al día.  Es un verdadero lujo poder usar agua potable en los servicios sanitarios, para regar el jardín o lavar el carro, usos que no requiren que lo sea.  La recolección, almacenamiento y uso de las aguas llovidas es una alternativa que requiere poca inversión y es muy efectivo para ahorrar agua en apicaciones residenciales, comerciales o hasta industriales.

Anuncios